PARQUE NATURAL NACIONAL CHINGAZA

PNN-CHINGAZA
FOTO: B. Lucía Salazar V.

Tiene una extensión de 76.600 hectáreas, se distribuye en la jurisdicción parcial de once municipios, siete de los cuales pertenecen al oriente del departamento de Cundinamarca: Fómeque, Guasca, La Calera, Choachí, Gachalá, Junín y Medina; y los restantes al noroeste del departamento del Meta: San Juanito, El Calvario, Restrepo y Cumaral.El 80,4% de la extensión del Parque está concentrada en los municipios de Fómeque, Medina, San Juanito y Gachalá, y el 19,6% restante está distribuido en los otros siete municipios.

El Parque comienza en el Páramo de Guasca (Lomas de Siecha), siguiendo por los Páramos de Palacio y Barajas hasta llegar a la laguna de Chingaza, allí se abre en dos ramales hacia los llanos Orientales que son La Serranía de los Órganos y losFarallones de Medina.

Su rango altitudinal está entre los 800 y los 4.020 msnm, la mayoría de su territorio se encuentra sobre los 3.300 msnm  donde el ecosistema paramuno es dominante.

CLIMA

Está determinado por la influencia de los vientos alisios del suroriente y varía según su elevación con temperaturas medias anuales alrededor de los 4.5° C, donde estas alturas se encuentran sometidas a heladas.

Según la clasificación de Kooppen, adaptada por el IGAC (1977) a las condiciones del país, el Parque pertenece a los climas de montaña tropical, húmedo de tierras templadas y frías, húmedo de tierra fría y páramo bajo, de alta montaña tropical y tropical lluvioso.

La precipitación sigue una distribución estacional unimodal, sin embargo, cabe resaltar que el comportamiento del monto anual y el promedio mensual de lluvia a lo largo del gradiente altitudinal de la vertiente oriental de la cordillera oriental es muy similar entre elbosque altoandino (anual: 1941,9mm) y el Páramo (anual: 1.964,68 mm), mientras que el valor para el subpáramo es menor (anual: 1674.3)

La distribución anual de las precipitaciones medias muestra un solo pico de lluvias intensas entre los meses de abril y noviembre, durante los cuales se presenta un poco más del 60% de las lluvias totales del año. Los meses de diciembre a marzo son los de menor precipitación y aportan entre un 9 y 17% al total anual, las precipitaciones son de baja intensidad y larga duración, con un promedio de 15 mm diarios durante el 75% de los días del año.

TEMPERATURA

La temperatura media oscila entre 6 y 7º C y, sobre la franja suroriental la variación se produce desde los 6 hasta los 11º C, a medida que se desciende altitudinalmente.

La distribución dentro del año de las altas y bajas temperaturas operan en forma simétrica e inversa a la de la precipitación: a altas pluviosidades corresponden bajas temperaturas y viceversa, observándose, que la diferencia de temperaturas medias del mes más frío al más cálido no alcanza los 5º C. El rango de variación de la amplitud térmica diaria va desde los 25º C para los meses de diciembre a febrero, hasta los 13 ºC durante los meses de junio y agosto.

GEOLOGÍA

En ámbito litológico se distinguen tres fases: rocas resistentes, rocas blandas de origen sedimentario y rocas heterogéneas.

Cuando se produjeron grandes cambios climáticos, la cordillera fue severamente afectada por dichas alteraciones. Ortiz y Rubio (1979, citados en Vargas & Pedraza 2003) denominaron a este afloramiento dominio cuaternario, y determinaron en este las siguientes formaciones:

  • Corresponden al material depositado en los valles fluviales de tipo fluvio-torrencial, en diferentes niveles. Se observan en los ríos Chuza, Guatiquía, La Playa y Blanco.
  • Conos de deyección. Depósitos provenientes de las laderas y ubicados en las partes más bajas de los valles. Ejemplo: cono del río Frío.
  • Depósitos de aluviones. Típicos de las llanuras aluviales. Se observa en el río Chuza.
  • Depósitos cuaternarios formados en las vertientes por arranque debido a los agentes atmosféricos y transportados luego por aguas de escurrimiento.
  • Depósitos Fluvioglaciares. Corresponden al material que fue transportado y luego depositado por las aguas de fusión de los glaciares. Son depósitos favorables a la infiltración.

RELIEVE

FOTO: B. Lucía Salazar V.
FOTO: B. Lucía Salazar V.

El paisaje del Parque especialmente en alturas superiores a los 2500 m, muestra de manera inequívoca el efecto de por lo menos, tres glaciaciones.

López & Villareal (1992) plantean las siguientes unidades geomorfológicas actuales:

  • Relieve montañoso estructural plegado y estructural-glaciáricos

En la zona este fenómeno se reconoce en la parte alta de las serranías Los Órganos y Farallones y en el denominado bloque de Chingaza. Todos estos fenómenos afectan rocas sedimentarias y metamórficas del Macizo de Quetame.

  • Montañas erosionales

Las formas resultantes de este proceso se localizan en un amplio sector de las laderas orientales de las serranías Los Órganos y Los Farallones y afecta a rocas metamórficas del Macizo de Quetame y a rocas granodioríticas.

  • Llanura aluvial de pie de monte

Esta unidad se localiza a continuación del pie oriental de la serranía Los Farallones, formado por la sedimentación de los ríos que emergen de la misma, hacia áreas más bajas y abiertas. Regionalmente esta unidad se conoce con el nombre de los Llanos de Medina.

SUELOS

Los suelos son ácidos, con mediana y alta saturación de la acidez intercambiable, baja saturación de bases, alta capacidad catiónica de cambio, pobres en sílice, ricos en aluminio, con alta capacidad de absorción de agua, con predominio de arcillas, con sustancias únicas muy ácidas y poco evolucionadas (Malagón & Pulido 2000; Sturm & Rangel 1985, citados en Vargas & Pedraza 2003).

En condiciones de relieve plano o escasa pendiente y buen drenaje, los suelos pueden ser moderadamente evolucionados (Inceptisoles), del orden Tropepts o Andepts. Ocupan alrededor del 60% del piso del páramo, con poco humus y escasa materia orgánica.

Donde las pendientes son pronunciadas existen suelos de poco espesor y pobremente evolucionados (Entisoles), que alcanzan a ser rankeriformes en pendientes próximas al 45%.

En lugares con drenaje malo o nulo, los suelos son turberas (Histosoles, hemists), como en lugares planos y en el fondo de pequeños valles. En los bosques del flanco oriental del Parque los suelos son poco evolucionados, ácidos y pobres en nutrientes, del grupo Troporthents, desarrollados sobre fuertes declives. (Inderena,1986).

Los suelos forestales presentan una capa superficial formada por los desperdicios vegetales en proceso de descomposición, procedente de los árboles y arbustos, con un espesor de 0.4-0,6cm.

HIDROLOGÍA

El abastecimiento hídrico de una de las zonas más habitadas del país como es Bogotá y sus poblaciones vecinas, proviene de los páramos. Las fuentes de agua más importantes se encuentran dentro de áreas protegidas como el PNN Chingaza y PNN Sumapaz de las cuales Chingaza es sin lugar a dudas el principal reservorio (Donato, 1991; Fundación Natura –The Nature Conservancy, 1999, citados en Vargas & Pedraza 2003).

En términos generales, el 99% del área del Parque se encuentra en la cuenca del Río Orinoco, en las cuencas altas de los ríos Blanco y Negro, Guatiquía, Guacavía, Gazaunta, Gazamumo, Humea y Guavio y el 1% en la cuenca del Río Magdalena, representado por las cabeceras de la quebrada San Lorenzo en el municipio de La Calera, afluente del río Teusacá y cabeceras del río Siecha en el municipio de Guasca, que llegan al río Bogotá, Siecha y Tominé de la hoya del Magdalena. (Inderena,1986).

Las principales sub-cuencas las conforman los ríos Guavio, Tunjo, Concepción, Chorreras, Santa Bárbara, Negro, Lejías, Batatas, Humea, Guacavía, Guayuriba, Blanco y Negro y Guatiquía, los cuales tributan sus aguas al río Meta, afluente del Orinoco (López-Arévalo & Villareal).

Las lagunas naturales están ubicadas entre los 3.250 msnm. (Chingaza) y los 3.730 msnm (lagunas Alto del Gorro), pero la mayoría están sobre los 3.400 msnm, existen 26 lagunas de más de una hectárea, 32 con superficie entre 1.000 y 10.000m2 y 7 entre 500 y 1.000 m2; los cuerpos de agua de mayor tamaño son lagunas de Chingaza (88 ha.), La Esfondada (8,06 ha.), del Medio (6,25 ha.), San Juan (6,25 ha.), Negra de Siete Cuerales (4,8 ha.),Verde de Santa Helena(4,7 ha.), Larga (3,56 ha.) y Seca (3,65 ha.) y como cuerpo artificial el embalse de Chuza con 537 ha.

En general, las aguas del sistema hidrográfico de Chingaza se aprovechan para el consumo humano y para las actividades agropecuarias de varias poblaciones, así como para la generación de energía eléctrica.

INGRESO AL PARQUE

Si desea visitar las Lagunas de Siecha, deberá obtener el permiso para el ingreso al Parque Natural Nacional Chingaza, en la oficina ubicada en la Carrera 10 # 20 – 30, o vía telefónica al (571) 353 24 00 Ext. 138 ó 139.

Este permiso es obligatorio para todo visitante sin excepción.

La información correspondiente al costo de ingreso al parque, tarifas de guianzas y mas información la puede encontrar aquí.